LOGO

¿Tiene sentido tener fe hoy en día?
¿Dónde encontrar las respuestas a nuestras inquietudes más profundas?
¿Cuáles son las razones para creer?

Alfie Evans; desconectan el ventilador: respira autónomamente desde ayer Alfie-Evans Full view

Alfie Evans; desconectan el ventilador: respira autónomamente desde ayer

Inútiles todos los intentos para frenar la decisión de los jueces con la concesión de la ciudadanía italiana. Nuevo llamado del Papa: “Escuchen el sufrimiento de los padres”.

Por: ANDREA TORNIELLI
http://www.lastampa.it/2018/04/24/vaticaninsider/alfie-evans-desconectan-el-ventilador-respira-autnomamente-desde-ayer-UeUBwNJUp5VsfXHrRHtibP/pagina.html

Alfie Evans, niño de 23 meses que sufre una gravísima enfermedad cerebral y se encuentra hospitalizado en el Alder Hey Hospital de Liverpool, hasta hace pocas horas vivía con la ayuda de un respirador artificial. Ahora vive solamente con sus pequeñas fuerzas. A las 22.17 de ayer (hora local), lunes 23 de abril, los padres Thomas y Kate informaron que fue desconectado el ventilador.

La aplicación del protocolo se llevó a cabo con casi medio día de retraso, después de varias horas de incertidumbre y de los intentos para permitir que el niño siguiera viviendo con cuidados paliativos. El niño que, según las previsiones habría debido fallecer en poco tiempo, sigue viviendo y respira autónomamente, circunstancia que avala las dudas de todos los que pensaban que se trataba de un caso de ensañamiento terapéutico.

La noticia más significativo de ayer por la tarde fue la decisión, comunicada al unísono por los ministros del Exterior y del Interior italianos, Angelino Alfano y Marco Minniti, de concederle la ciudadanía italiana al niño para permitir su traslado a Italia. También en el Vaticano, durante las últimas horas, se tomó en consideración la posibilidad de otorgarle a Alfie y a su familia el pasaporte de los ciudadanos vaticanos. Pero el problema es que la nueva ciudadanía (tanto vaticana como italiana) se habría sumado a la ciudadanía británica, por lo que Alfie estaría sujeto a las leyes inglesas. Además, el Vaticano no es un país que forme parte de la Unión Europea, por lo que la “santa” ciudadanía no sería resolutiva. Solamente si los padres renunciaran a la ciudadanía británica se habría podido poner en discusión la autoridad de la magistratura inglesa.

Ayer al amanecer, como signo de solidaridad y de cercanía, en nombre del Papa Francisco, la presidenta del Hospital infantil Bambino Gesù y un anestesista viajaron a Inglaterra, vía Alemania, para llegar lo antes posible al Alder Hey Hospital de Liverpool. No les permitieron ingresar a la habitación del niño ni hablar con los médicos. Como se recordará, en septiembre del año pasado, sin clamor mediático, un equipo médico del Bambino Gesù ya había estado en Liverpool para ver las condiciones de Alfie. La conclusión fue que no había esperanzas para que se curara ni tratamientos posibles, pero el hospital infantil vaticano habría recibido con mucho gusto al pequeño, encargándose del peligroso traslado a Italia, en donde Alfie habría sido asistido con cuidados paliativos.

«¡Traigan aquí a Alfie!», dijo el Papa Francisco al final del encuentro con el padre del niño, durante una audiencia privada concedida a Thomas Evans el pasado miércoles 18 de abril por la mañana. La audiencia fue concedida pocas horas que la hubiera pedido. El Papa ha lanzado cuatro llamados públicos para que se ayude a Alfie, los más importantes han sido los que pronunció después del Regina Coeli del 15 de abril y al final de la audiencia general del miércoles pasado. Ayer por la noche, Francisco “tuiteó” un nuevo llamado:Captura

A las 21.40 de ayer (hora inglesa) el Papá de Alfie comunicó que un juez dio la orden para proceder con la interrupción de la respiración artificial. Los defensores de los padres del pequeño trataron de apelar ante el juez tutelar, pidiendo la concesión de los pasaportes y la orden de un traslado inmediato a Italia, al hospital Bambino Gesù de Roma o al Gaslini de Génova. Los abogados de la familia Evans llevaron la documentación al Consulado italiano en Londres, que también desempeña funciones de juez tutelar para los menores italianos en el extranjero, sosteniendo que apagar cualquiera de las máquinas que habrían podido mantener con vida a Alfie habría sido ilegal puesto que se trataba de un ciudadano italiano en el extranjero.

A las 22.17 fue desconectado el respirador automático y el niño comenzó a respirar con sus propias fuerzas. Ha necesitado oxígeno en las horas siguientes, pero los médicos inicialmente no se lo suministraron. A pesar de ello, ha seguido viviendo, por lo que seis horas después de que hubieran apagado el respirador, el padre del pequeño, Thomas Evans, insistió en que los médicos debían volver a hidratarlo. Y así lo hicieron. También le han suministrado oxígeno, por lo que Alfie sigue luchando por su vida, abrazado a su mamá.

Written by Rafael de la Piedra