LOGO

¿Tiene sentido tener fe hoy en día?
¿Dónde encontrar las respuestas a nuestras inquietudes más profundas?
¿Cuáles son las razones para creer?

Científico reconoce veracidad de los estigmas en Padre Pío padre-pio-02 Full view

Científico reconoce veracidad de los estigmas en Padre Pío

“Estas heridas tienen características científicamente inexplicables… durante 50 años, nunca sufrieron alteraciones, permaneciendo siempre iguales en tamaño, forma y vitalidad.”

https://www.portaluz.org/articulo.asp?idarticulo=2979

Aceptados sus votos como fraile capuchino y luego de recibir el orden sacerdotal en 1910, padre Pío pronto comenzó a ser un instrumento salvífico de Dios, según el testimonio de testigos que por miles acudían a las eucaristías que celebraba y a confesarse con él. El 20 de septiembre de 1918 fue la primera vez que recibió el don visible de los estigmas de la pasión de Cristo. Fallecería el 23 de septiembre de 1968 a la edad de 81 años.

Tras un riguroso proceso de estudio Padre Pio sería declarado venerable en 1997, beatificado en 1999 y canonizado en 2002 por el Papa Juan Pablo II. Fue el rigor científico, liderado por el doctor Pietro Gerardo Violi, lo que dio buena parte de los argumentos a la Iglesia para avalar la canonización del santo capuchino estigmatizado.

Ciencia y fe se unen en la humildad

El científico Violi (ver en imagen adjunta), recién graduado como Médico Cirujano en la Universidad de Pavia, se había trasladado a vivir con su familia a San Giovanni Rotondo ya en 1971, luego de ser contratado para trabajar en el Hospital de la ciudad. En 1977 obtendría la especialidad de Nefrología en la Universidad de Nápoles y luego en 1980 el doctor Violi recibiría en Roma la acreditación para ejercer como académico.

Pero fue por su posterior trayectoria profesional -clínica, académica, aportes a la investigación médica sobre análisis genético de algunos trastornos de la sangre y reconocimiento internacional entre otros-, que este científico fue seleccionado para dirigir la investigación de diversos antecedentes relativos al Padre Pio; incidentes para el proceso de canonización.pietro

La razón que habla del misterio

En declaraciones a revista Avvenire de Italia el citado científico, que estudió el asunto de los estigmas, comenta que: “Estas heridas tienen características científicamente inexplicables. En primer lugar, desde su aparición el 20 de septiembre de 1918 y hasta su muerte, por tanto durante 50 años, nunca sufrieron alteraciones, permaneciendo siempre iguales en tamaño, forma y vitalidad. Esto es tanto más extraño cuanto que no había antibióticos en ese momento. La penicilina fue descubierta en 1929 y puesta en el mercado en 1941, pero sólo dos años más tarde los Estados Unidos, motivados por la necesidad de tratar a los heridos de la Segunda Guerra Mundial, iniciaron su producción a nivel industrial. La penicilina llegó a Italia en 1948. Quiere decir treinta años después. ¿Cómo es que esas heridas nunca se infectaron?”

Violi destaca la valentía de padre Pio para soportar los dolores que al caminar le provocaban los estigmas (especialmente aquellos en sus pies). Cuestión, recuerda, observada por médicos que lo trataron: los doctores Luigi Romanelli, el profesor Bignani, que era también ateo, y Giorgio Festa… “Estudiándolo atentamente, certificaron que él realizaba todas las actividades cotidianas comunes. A pesar de las heridas, se movía, caminaba normalmente”, confirma el investigador italiano.

La voluntad salvífica de Dios

Basado en las observaciones de aquellos colegas y otros abundantes testimonios de testigos, el doctor Violi observa es significativo -signo de una acción sobrenatural- que las heridas no presentaran alteraciones en el tiempo. “Si fueran lesiones humanas, habrían cambiado, se habrían agrandado… Digo más: para obtener esas heridas, como se le acusó de haber hecho, el Padre Pío debería haber conocido perfectamente la anatomía. En la palma de la mano pasan los tendones, pasan los nervios, el fraile tendría que sufrir de alguna manera un déficit de funcionalidad, por ejemplo, de los dedos. No fue así. Usaba las manos normalmente”.

El científico aborda luego la cuestión de que, tras fallecer, los estigmas desaparecieron de inmediato del cuerpo de padre Pío. Comenta que el tipo de heridas que llevaba el fraile normalmente requieren un proceso de cicatrización de 20 a 60 días, dejando cicatrices muy visibles. “Pues bien -señala el doctor Violi-, como se puede ver en las fotografías, durante su última misa el Padre Pío tenía los estigmas que, unas horas después, habían desaparecido completamente al morir… ¿Cómo es posible?… Y también estoy hablando desde un punto de vista psíquico sobre la hipótesis de los estigmas como resultado de la autosugestión. Desde este punto de vista, el profesor Bignami, nombrado por el Santo Oficio para verificar la credibilidad del Padre Pío, dijo que era un hombre perfectamente equilibrado. Además, en su informe, él, que era ateo, señalaba que, aunque no comía mucho, el fraile podía confesar, permanecer en el confesionario 16 o 17 horas”.

Para el doctor Pietro Gerardo Violi la santidad de padre Pio, la acción extraordinaria de Dios en la vida del santo, guarda sentido en la medida que colabora a la evangelización, a la conversión de las personas. “El mensaje del Padre Pío es el eje del Evangelio: el amor. En sus escritos, en sus cartas habla de amor, amor, amor, amor. A Dios y al prójimo. El Padre Pío fue la personificación del Evangelio, lo puso en práctica. Su legado, las muchas obras que ha dejado atrás no son más que el fruto del amor”, concluye.

Written by Rafael de la Piedra