LOGO

¿Tiene sentido tener fe hoy en día?
¿Dónde encontrar las respuestas a nuestras inquietudes más profundas?
¿Cuáles son las razones para creer?

Lo que uno es la-vida-1 Full view

Lo que uno es

“Tú eres lo que te auto percibes”, veía en un vídeo motivador en Facebook. Es decir, lo más importante es descubrir que tu realidad no otra que la que tú mismo quieres que sea. Yo amoldo la realidad a mis deseos personales. Pero…¿es así?

Creo que uno de los acentos más fuertes en la cultura en que vivimos es la auto creación a partir de la auto percepción. Me explico: cada uno puede crearse a sí mismo según lo que sus emociones o sus tendencias o su – Dios sabe qué – quiera. Hay casos muy extremos. Por ejemplo, si yo me auto percibo gato, seré un gato (este ejemplo es real). O si yo, siendo varón y adulto, me auto percibo una niña de seis años, seré niña (otro caso real). Pero hay también sutilezas en esta falacia y la explicaré brevemente.

La verdad es que yo soy lo que la realidad me dice que soy. Por ejemplo: seré varón si mis cromosomas son de varón; seré mujer si mis cromosomas son de mujer. Entonces el ser varón y el ser mujer respondes a la realidad objetiva. El conocer la realidad es pues un medio para conocer la verdad (como afirmaba Santo Tomás de Aquino). Esto también se aplica al conocimiento de mi pasado, pero es algo un poco más complejo.

Buscar conocer mi pasado incluye talvez en profundizar en momentos dolorosos o hasta traumáticos. Entonces, ¿qué hay de aquellos casos donde a causa de profundas heridas vividas; no quiero aceptar mi propia realidad?

Entonces buscaré no recordar esas situaciones que me producen un profundo sentimiento de dolor o de humillación. Buscaré de manera sutil o no tan sutil; no aceptar esa realidad. Y andaré en busca de un efecto adormecedor ya se mediante la fuga, el placero el sentirse bien. Y esto que, a primera vista no es malo en sí mismo ya que nadie quiere sufrir per se, se puede convertir en una especie de espiral conductual muy tóxico.

Al no aceptar lo que haya que aceptar de mi propia historia (incluyendo los hechos más dolorosos), no podré perdonar lo que haya que perdonar y así nunca podré ser un hombre libre.

Por Rafael de la Piedra

Written by Rafael de la Piedra