LOGO

¿Tiene sentido tener fe hoy en día?
¿Dónde encontrar las respuestas a nuestras inquietudes más profundas?
¿Cuáles son las razones para creer?

¿Por qué cada vez más jóvenes se suicidan? suicidios-por-juego-la-ballena-azul-1-914×607 Full view

¿Por qué cada vez más jóvenes se suicidan?

Un tema delicado y de mucha actualidad. Entre otros motivos porque Netflix acaba de estrenar una serie llamada 13 reasons why en la que trata el tema del bullying y el suicidio desde la perspectiva de una adolescente. El éxito de la serie es una prueba real de que este un problema real ente muchos jóvenes.

Por otro lado surge un juego llamado La Ballena Azul. Este macabro juego que fue inventado en Rusia y promovido por la red social Vkontakte. Ahora se desarrolla a través de otras redes como Facebook, Twitter y Youtube. Debe su nombre a que esa especie marina (ballena azul), por su propia voluntad, se acerca a las costas del mar para morir. La prueba final, después de 50 días, es suicidarse. Según autoridades de Rusia, se estima que el juego está relacionado con al menos 130 suicidios. Según BBC, en América Latina ya se han registrado casos de suicidios. Ante esta ola de suicidios Gobiernos de América Latina han iniciado campañas para evitar que niños, jóvenes y adultos se unan a grupo en las distintas redes sociales y comiencen a jugar La ballena azul.

Por: Jaime Septién

De: https://es.aleteia.org

En Estados Unidos, los niños y adolescentes suicidas se han duplicado en la última década.  Según un estudio presentado recientemente en San Francisco (California) por la Pediatric Academic Societies, de 2008 a 2015, los niños y adolescentes de 5 a 17 años de edad, hospitalizados por pensamientos o acciones suicidas, se han duplicado en Estados Unidos.

El estudio revisó datos de suicidios o de diagnósticos de auto lesiones de 32 hospitales infantiles a lo largo de la Unión Americana.

95794392_18033807_433389347029088_3543653488504978649_n

Los investigadores encontraron 118,363 incidentes de este tipo de 2008 a 2015: 59,631 (50.4 por ciento) de incidentes fueron entre jóvenes de 15 a 17 años; 43,682 (36.9 por ciento) se registraron entre adolescentes de 12 a 14 años de edad y 15,050 (12.7 por ciento) entre niños pequeños de 5 a 11 años.

Con el tiempo, el porcentaje de jóvenes pacientes hospitalizados por pensamientos suicidas, en lugar de otras dolencias, se han duplicado en el país del norte. En 2008, 0.67 por ciento de los pacientes infantiles admitidos en el sistema hospitalario fueron admitidos por una acción suicida o una conducta auto lesiva mientras que para 2015 el porcentaje se incrementó a 1.79 por ciento.

Los investigadores de este tipo de conductas están de acuerdo en que el aumento se refiere, directamente, al incremento del hostigamiento en las redes sociales, las presiones escolares y la presión social.

¿Por qué?

La presentación del estudio coincide con la popularización de la serie de televisión de Netflix, “13 Reasons Why” (“13 Razones Por qué”), basada en la novela de Jay Asher, en la que se propone el suicidio adolescente como algo que puede justificarse y, finalmente, algo que es glamuroso.

No obstante las protestas que muchos líderes católicos han realizado para que se retire del aire esta serie, Netflix ha anunciado ya la inminente segunda temporada de este programa centrado en el suicidio ficticio de una chica de 17 años de edad (Hannah Baker), quien deja detrás 13 grabaciones en las que culpa de su muerte a varias acciones (o inacciones) de diferentes estudiantes compañeros suyos.

El escándalo ha llegado a revistas tan poco sospechosas de conservadurismo como la revista Rolling Stone, que ha puesto un artículo en Internet con el siguiente título: ’“Does ’13 Reasons Why’ Glamorize Teen Suicide? (“¿Vuelve glamuroso el suicidio adolescente la serie 13 Razones Por qué?”).

Y todo esto se mezcla con la novedad de juegos online como “La Ballena Azul” en que, supuestamente, el final es un suicidio. Tiempos difíciles, donde el sentido de la vida se pierde en la copia del escenario televisivo o en la presión de Internet.

Written by Rafael de la Piedra